Se cobran una vez recaiga sentencia en firme, y se puede solicitar un avance de indemnización mensual a partir del tercer mes, siempre y cuando se haya interpuesto la demanda.