Seguro de Comunidad Obligatorio

El seguro de comunidad es la póliza que asegura el edificio en su totalidad, siempre dependiendo de las cláusulas o de las coberturas, desde la estructura o fachada hasta elementos eléctricos o bienes materiales. Cualquier imprevisto que ocurra en el edificio de propietarios o vecinos podrá ser cubierto por un Seguro de Comunidad. Sin embargo, no se trata de un contrato obligatorio, exceptuando dos casos: Madrid y Valencia.

¿Es obligatorio un seguro de comunidad?

El seguro de comunidad de propietarios no es una póliza obligatoria a excepción de las Comunidades Autónomas de Valencia y Madrid, donde los seguros de comunidad deben estar regulados teniendo en cuenta que deben incorporar el seguro de incendios y el seguro de responsabilidad civil. A nivel nacional no existe una norma o ley que regule esta obligación de contratar un seguro de comunidad de propietarios, ya que la Ley de Propiedad Horizontal no contempla esta opción (esta Ley es la encargada de regular todo lo relativo a las comunidades de propietarios), aunque es altamente recomendable.

Una vez rebasados estos tiempos, es la comunidad de vecinos la que debe hacerse cargo de los desperfectos, daños o imprevistos. Por eso, aunque no se trate de una póliza obligatoria, es más que recomendable contratar un seguro de comunidades que evite a los vecinos tener que hacer frente a cuantías elevadas.

Seguro de comunidad obligatorio

Como se ha comentado anteriormente, a efectos de la Ley de Propiedad Horizontal no existe a nivel nacional una cláusula que obligue a los propietarios a contratar una póliza de seguros de comunidad. Sin embargo, en Madrid y Valencia si existe una serie de normativas a nivel autonómico que sí que establecen la obligación de contratar un Seguro de Comunidades.

En la Comunidad Valenciana, el artículo 30 de la Ley C. Valenciana 8/2004, la cual está dirigida al uso y conservación de la vivienda, establece la norma obligatoria de suscribir y asegurar las viviendas contra riesgo de incendios y daños a terceros, además de suscribirlos para los elementos comunes del edificio de propietarios o vecinos. Por otro lado, esta ley añade la preferencia a la hora de obtener ayudas públicas a aquellas comunidades que cuenten con coberturas específicas.

En la Comunidad de Madrid, el artículo 24 sobre las Medidas de Calidad de Edificación de la la Ley 2/1999, establece que todos los edificios deberán estar asegurado ante riesgos de incendio y daños a terceros, siendo una infracción grave la falta de suscripción de dichas pólizas.

Seguro obligatorio en la Comunidad de Propietarios: Coberturas obligatorias

En las Comunidades de Propietarios con obligación de suscribir un Seguro de Comunidades, se deberá contratar una póliza que incluya de manera obligatoria las coberturas de incendios y la de riesgo a terceros.

Incendios: se cubren los daños materiales directos producidos a los bienes asegurados como consecuencia de la acción directa del fuego así como los producidos por las consecuencias inevitables del incendio, cuando éste se origine por causa fortuita, por malquerencia de extraños, por negligencia propia del Asegurado, de sus empleados o de personas de las cuales responde civilmente. Además, se incluye la acción directa de la explosión, más los daños materiales directos sufridos por las calderas y conducciones de calefacción u otras instalaciones fijas a causa de su autoexplosión. Por otro lado, se incluye la caída de rayos directos sobre los bienes asegurados. Del mismo modo, entran dentro de esta categoría los efectos secundarios producidos por los daños.

Riesgo a terceros: en este caso se trata de una responsabilidad civil que cubre los imprevistos de cualquier inmueble que puedan provocar daños a terceras personas. Por tanto, la Asegurado se hace cargo del pago de las indemnizaciones que tengan que ser cubiertas por la comunidad de propietarios.