Contacta con Mutua de Propietarios y declara el siniestro. Tu póliza de Hogar cubre los daños que te hayan ocasionado. Nosotros te indemnizaremos, y luego nos encargaremos de reclamar a tu vecino o a su seguro.