Mutua de Propietarios en el diario "El Mundo"

El Mundo. Suplemento  “Su vivienda” 20/Nov/2015

LA EFICIENCIA SE CUELA EN EL SEGURO
La aseguradora decana de las comunidades de propietarios ya valora elementos energéticos de los edificios al marcar el precio de la póliza.
JUANJO BUENO MADRID
La evolución del sector del seguro del edificio ha ido estrechamente ligada al camino marcado por el sector inmobiliario.
Se trata de un mercado que en España mueve un volumen de negocio que se acerca a los 760 millones de euros, correspondientes a las 723.668 comunidades de propietarios que tienen contratado una póliza multirriesgo,
según datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones).
La aseguradora más antigua de España, Mutua de Propietarios (cumple 180 años) es testigo de cómo el seguro de comunidades es cada vez más complejo técnicamente, y en especial en el momento del siniestro. «Hasta la fecha, las aseguradoras introducían nuevos productos en el mercado conforme evolucionaba la sociedad, pero ahora estamos ante una nueva era de la información digital en la que es el cliente el que exige participar proactivamente », explica Christopher Bunzl, director general de la compañía.
Sólo hay que ver la evolución de esta empresa para comprender hacia dónde va el sector. De crear en 1845 un cuerpo de bomberos propio (nace con el tradicional seguro contra incendios) que acabaría dando origen a los Bomberos del Ayuntamiento de Barcelona, en 2013 se convierte en pionera en introducir en España el seguro de impago del alquiler, y ahora, en 2015, innova incorporando la eficiencia energética a la elaboración del Dossier de la Vida del Edificio, un nuevo servicio elaborado a partir de las diferentes intervenciones que se realizan en las comunidades (inspecciones técnicas, consumos energéticos, verificaciones de riesgo, peritajes, etc.).
Con casi 75.000 edificios asegurados –sus principales mercados son Barcelona (26%) y Madrid (10%)–, el negocio de Mutua de Propietarios se ha focalizado en la especialización en la protección y salud de los activos inmobiliarios, creciendo un 8% en el seguro de hogar y un 17% en el seguro de impago de alquiler. Pero sin duda el producto en donde tiene puestas sus expectativas es el Dossier de la Vida del Edificio, que ya se está desarrollando en todo el mercado español.
El edificio de Paseo de Gracia, 86, en Barcelona, es uno de los primeros que beneficiados por este servicio pionero, que incluye un diagnóstico realizado de manera digitalizada (ITE y peritaje) por el personal
técnico de Mutua, además de recomendaciones y una estimación de ahorro por implementación de mejoras.
De esta manera, se valora el edificio (construido en 1920 y sin rehabilitación integral previa) de modo más ajustado a la realidad y repercute, en consecuencia, en una mejora del precio del seguro.
Un primer resumen ejecutivo estudia los elementos energéticos del edificio (iluminación, calefacción/refrigeración y suministros de electricidad) y su estructura (tanto fachadas principal, posterior y medianeras, como patio interior, cubiertas y estructuras vertical, horizontal y escalera), así como las instalaciones (referentes al ascensor, bajantes y saneamiento, además de eléctricas y solar fotovoltaicas).
Con este diagnóstico, Mutua elabora una clasificación energética propia del inmueble y aporta una serie de recomendaciones. Así, a nivel estructural ha aconsejado revisar el revestimiento de la fachada posterior de este bloque de Paseo de Gracia, «interviniendo en un plazo de tiempo corto, antes de 2018». Mantener el edificio en buen estado repercute en la siniestralidad obteniendo descuentos en la renovación del seguro de la comunidad. Un ahorro de hasta 200 euros anuales, cifra esta compañía.
«En materia energética, recomendamos incluso analizar la posibilidad de cambiar de empresa comercializadora de electricidad, con la posibilidad de disponer del menor coste posible por los kWh comunitarios», explica Bunzl. En este sentido, esta finca puede llegar a ahorrarse sólo con dicho cambio más de 250 euros anuales. Con esta iniciativa se abre un amplio abanico de posibilidades en la gestión de la siniestralidad de los edificios. No hay que olvidar que, según estima Mutua de Propietarios, las comunidades tienen entre 1,1 y 1,4 siniestros de media en cada edificio.