Sí. La Mutua paga las rentas de alquiler independientemente de que se declare al inquilino insolvente.