Si hay impago durante el plazo de hasta 6 meses a contar desde la finalización del Estado de Alarma, ¿se aceptaría el siniestro y se reembolsarían las mensualidades correspondientes durante estos 6 meses, aunque no se pueda desahuciar al inquilino?

Tras la finalización del Estado de Alarma se podrán continuar los procedimientos de desahucio en curso actualmente suspendidos e iniciar nuevos. El  Real Decreto-Ley 11/2020 de 31 de marzo  establece la suspensión del lanzamiento en el caso de que la persona arrendataria acredite ante el Juzgado encontrarse en una situación de vulnerabilidad social o económica sobrevenida como consecuencia de los efectos de la expansión del COVID-19, que le imposibilite encontrar una alternativa habitacional para sí y para las personas con las que conviva. Esta suspensión extraordinaria del acto de lanzamiento será de un máximo de seis meses a partir del momento en que le fuera sobrevenida la circunstancia de vulnerabilidad.

En caso de impago SÍ se aceptaría el siniestro, y se iniciaría el procedimiento de desahucio y de reclamación de cantidad. Las mensualidades impagadas correspondientes al periodo de suspensión del lanzamiento comentado anteriormente formarían parte de la indemnización, siempre con el límite de mensualidades establecidas en la póliza.