Ante la situación excepcional de Estado de Alarma por COVID-19, si el propietario es un particular sin consideración de gran tenedor ¿qué se puede hacer si el inquilino manifiesta que no puede pagar la renta de alquiler?

Si el propietario es un particular sin consideración de gran tenedor, tiene la opción de acordar con el inquilino una moratoria equivalente a 3 meses de renta, prorrateando estas mensualidades de julio a diciembre de 2020, salvo que ambas partes acuerden prorrogar o posponer el pago para una fecha posterior.

Es preciso firmar un anexo al contrato de alquiler, el cual te facilitaremos desde Mutua de Propietarios.

Es imprescindible trasladar a Mutua de Propietarios el documento del acuerdo de la moratoria entre propietario e inquilino firmado por ambos, tan pronto como se formalice. Mientras se mantenga el Estado de Alarma, si no es posible disponer del documento firmado por ambas partes, será suficiente con el documento firmado únicamente por los inquilinos. Posteriormente, una vez normalizada la situación, deberá adjuntarse en póliza el documento firmado por ambas partes.

Descarga el anexo de acuerdo de moratoria aquí.

Aplicable a pólizas con efecto anterior al 01/03/2020 y siempre que la póliza esté vigente en el momento del impago.