DÍA INTERNACIONAL DE LA PROTECCIÓN DE LA CAPA DE OZONO

El DÍA INTERNACIONAL DE LA PROTECCIÓN DE LA CAPA DE OZONO se celebra el 16 de septiembre de cada año desde 1995 en que fue instituido por la Organización de las Naciones Unidas. Este año, Mutua de Propietarios, dentro de su CAMPAÑA 12 MESES – 12 DÍAS se ha unido a esta celebración para fomentar el COMPROMISO como valor coincidente entre Mutua y la filosofía de este Día, y lo hace facilitando algunos consejos para ayudar a proteger la capa de ozono como los siguientes:

  • Evita la compra y consumo de aerosoles o sprays con gases clorofluorocarbonos (CFC).
  • Evita el uso de extintores que contengan halones, sustancia muy agresiva para la capa de ozono.
  • Controla que el material aislante que compras no contenga (CFC), en su lugar puedes usar corcho aglomerado oscuro, que cumple la misma función y no contamina el medio ambiente.
  • Realiza un buen mantenimiento de los aires acondicionados, ya que su mal funcionamiento provoca la fuga de CFC a la atmósfera.
  • Llama a un técnico si notas que el congelador no trabaja como es debido, ya que puede tener fugas. Lo mismo ocurre con el aire acondicionado en los automóviles.
  • Compra electrodomésticos para el hogar y bombillas de bajo consumo, además de contaminar menos, ahorrarás en tu factura eléctrica.

La fecha fue elegida en conmemoración de la firma del Protocolo de Montreal referido a la eliminación gradual y obligatoria de las sustancias que lo afectan. La celebración de este día refleja el proceso de colaboración mundial que ha logrado grandes avances en la lucha contra esta amenaza terrible contra la humanidad y es una herramienta útil para determinar los compromisos estatales y la distribución del Fondo Multilateral creado hace más de quince años para el financiamiento de países para que puedan cumplir con sus obligaciones ecológicas, además de un reconocimiento permanente a las ciento noventa y ocho naciones que firmaron el Protocolo de Montreal.

El ozono es un gas inestable y vulnerable que se encuentra en forma natural en la atmósfera, a unos 25 / 30 kilómetros de la superficie terrestre. Es una forma de oxígeno cuya molécula posee tres átomos en vez de dos; el tercero es el que lo torna venenoso aunque su generación y destrucción es una constante que nos permite la supervivencia. En esa degradación interviene la radiación solar.

Entre las sustancias que alteran la capa de ozono destacan el cloro y el bromo. Estos productos han tenido un uso generalizado por lo que su erradicación es una ardua tarea. Se hallan en gases refrigerantes, propelentes de aerosoles, espumas de poliuretano, extintores de incendio, agentes fumiguicidas, etc. Inventados en el año 1928 fueron utilizados masivamente a partir de mitad del siglo XX.

Así, el 16 de septiembre, Día Internacional de la Protección de la Capa de Ozono, es el día en que se deben analizar políticas en conjunto para contrarrestar los efectos desastrosos de prácticas antiecológicas. La financiación de tecnologías que impidan la proliferación de sustancias nocivas para la capa de ozono y una excelente oportunidad de pensar en el presente para poder contar con un futuro.