Consejos para ahorrar en la factura del aire acondicionado

Con la llegada del verano, el aire acondicionado se convierte en un imprescindible en nuestros hogares. El calor sofocante durante el día, e incluso durante la noche, hace que sea necesario mantener la casa continuamente a una temperatura adecuada. En Mutua de Propietarios sabemos que el aire acondicionado supone un gran incremento en la factura de la luz, y por ello os proponemos algunos consejos para ahorrar sin renunciar a un ambiente agradable y fresco.

Realizar un uso adecuado del aire acondicionado no sólo es bueno para nuestro bolsillo, ya que supone un gran ahorro económico, sino que también respeta y cuida el medio ambiente y promueve un desarrollo sostenible.

En primer lugar, es importante conocer bien las características de nuestro aparato de aire acondicionado. A la hora de comprar, es mejor apostar por un aparato con la etiqueta de eficiencia, aunque a priori sea más caro, supone un gran ahorro económico a largo plazo.
Del mismo modo, debemos conocer cuál es la temperatura óptima, entre 22 y 23 grados. Si programamos el aire acondicionado a una temperatura inferior, la factura de la luz se incrementará innecesariamente, además, los cambios de temperatura o el exceso de frío en el hogar puede afectar a la salud.
Es fundamental cuidar del aparato de aire acondicionado, revisa al inicio de cada verano que éste se encuentre en perfecto estado, el motor en correctas condiciones y los filtros limpios.
Si no hace demasiado calor, se puede optar por otros elementos que generen menos gasto como los ventiladores. Otra idea para no usar tanto el aire acondicionado es ventilar la casa durante las primeras horas de la mañana o por la noche. Durante el día es recomendable mantener las persianas y toldos bajados para que no entre el calor del exterior.